LA TELEVISIÓN ABIERTA Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL

f360cb0f-f61d-490a-92b7-9f07a5ec1499

pame_bn_ch

Pamela Arluciaga Directora de Investigaciones y Tendencias Visión Humana

Desde la percepción de los consumidores, la televisión abierta ha apostado por la entretención liviana en forma bastante unilateral. Esto, si bien es un aporte en cierto sentido, genera niveles importantes de rechazo desde “el deber ser”.

Así, en sus asociaciones espontáneas se verbalizan con mayor frecuencia -en comparación a lo que sucedía hace sólo 2 años atrás- temas relativos a valores como la responsabilidad, la integridad y la identificación nacional y local.

Sumado a lo anterior, los medios de comunicación en general son percibidos «del lado de los poderosos» y adicionalmente, dado su alcance masivo, con capacidad de incidir… pero poco interesados en favorecer o cuidar a “la gente”.

A pesar de que se identifican en el mapa una serie de beneficios o impulsores de consumo, especialmente asociados a la entretención y la evasión -en primer lugar- y a la oportunidad de mantenerse “al día” y de escoger contenidos, en segundo término, prima la mirada crítica hacia los canales de televisión abierta.

 

Si bien esto no representa una novedad, la irrupción de “lo público” en el debate nacional, asociado al deber de resguardo de valores y bienes que son en sí mismos necesarios para la convivencia sana y enriquecedora de una sociedad, alcanza un nivel notorio. La sanción al interés mercantil y al usufructo individual o en desmedro del bien común, se consolida entre los consumidores. (*)

Dejando sin resolver el tema de los niveles efectivos de audiencia ante tipos de contenido televisivo que son catalogados en forma polar por los mismos televidentes como “chatarra” y “culturales” respectivamente, vemos emerger la demanda por una televisión abierta que se haga cargo de la responsabilidad que le asiste en términos de educación, identidad, solidaridad, participación y diversidad.

La buena noticia, es que desde la institucionalidad encargada de la regulación de la industria, se percibe esta misma falencia y aparecen en el horizonte iniciativas legales que apuntan en la dirección correcta, especialmente para el caso de TVN, canal que -como es de público conocimiento- se ha visto particularmente golpeado este año en sus niveles de preferencia. (Ver por ejemplo: http://radio.uchile.cl/2015/09/14/resurgen-inquietudes-sobre-la-ley-que-rige-a-tvn)

De hacerse efectiva la modificación que hoy se discute en el Senado y sobre el crítico telón de fondo que nos ha mostrado el estudio ADN de Mercado Canales de TV Abierta, el posicionamiento de todos los canales se verá afectado, independiente de su régimen de propiedad o financiamiento.

(*) Más info sobre el estudio: enlace a brochure ADN de Mercado Canales de TV Abierta