La crisis de confianza y el consumo

pame_bn_ch

Pamela Arluciaga Directora de Investigaciones y Tendencias Visión Humana

La ciudadanía percibe cada vez con mayor nitidez que vivimos -como sociedad- en una cancha mal rayada. Y eso incluye el consumo, ámbito que solía ser abordado como el lugar de las oportunidades, de las reivindicaciones personales.

Así, el esfuerzo individual era la vía para compensar -vía consumo- las irregularidades del terreno.

La escena, sin embargo, se ha complejizado. Los casos de abusos a los consumidores son cada vez más conocidos y las recientes noticias sobre el llamado #carteldelconfort impactan la -ya maltrecha- confianza de los consumidores.

Las fuertes declaraciones de Guillermo Tagle, presidente de Icare, quien afirmó en la inauguración de la Enade 2015 que “usar información privilegiada es un delito y convenios para subir precios es una confabulación para apropiarse de lo indebido” es una elocuente muestra del impacto de estos hechos. Fuente: El Mostrador, 26 de noviembre 2015

bajolupa

¿CÓMO NAVEGAR EN ESTAS AGUAS?

No obstante lo anterior, el consumo es una esfera con la que los chilenos seguiremos profundizando nuestra relación… pero ahora, desde una perspectiva considerablemente más crítica. Ingresamos a la era del consumo sometido a control y de altas expectativas éticas.

Aquí algunos tips para hacerse cargo de las demandas que emergen:

  • La transparencia pasa a jugar un rol fundamental en las relaciones comerciales: ofrezca una relación de manos abiertas y mirando a sus clientes a los ojos.
  • Los consumidores valoran especialmente las marcas que perciben como honestas, responsables y sanas. Actúe en esa dirección.
  • La publicidad queda especialmente “bajo la lupa”: evite la que apuesta de manera desmesurada por lo emotivo, dejando de lado la confiabilidad como atributo relevante.

Más información en brochure Estudio ADN del Consumidor Chileno: